Comunicación

El Autoconocimiento-Coaching por medio de la Psicología Facial.

Es acceder a un meta- conocimiento de sí mismo, en una sesión con la cual, te conocerás, te comprenderás y podrás dirigir a tu persona a mejor destino.

Voy a explicar muy resumidamente sus fundamentos científicos más extensos, en mi libro Psicología Facial -carácter y competencias  (Junio 2020 Ediciones Rostro-Barcelona).

Jones, K.L. 1988  ”Se acepta que una apariencia inusual, con frecuencia, indica una anomalía cerebral y que el desarrollo cerebral y craniofacial temprano, interactúa en tal medida que: el cerebro debajo, y el rostro encima  están inexorablemente entrelazados”.

El gran científico Sperber, G.H., 1992 sentencia: “lo que está establecido inicialmente para formar el rostro de alguien, “dicta su futuro de ese alguien, porque el rostro de uno es realmente su destino”.

Esta tajante sentencia del prestigioso  Doctor e investigador Sperber, G.H., debe tomarse de manera relativa ya que es muy determinista, sí la comprendo para las personas que vienen con grandes malformaciones en el rostro que Jones, K.L. 2007 describe en su libro Patrones reconocibles de malformaciones humanas.

Pero cuando hay pequeños dimorfismos faciales que provocan ligeros déficits cognitivos, si los identificamos cuanto antes, con la estimulación retrógrada  del rostro al cerebro, podemos en la mayoría de casos corregirlas y superar psicopatologías que ni los neurólogos, psiquiatras o psicólogos hoy en día, saben corregir, y sí  los Psicólogos Faciales “muy experimentados” para abordar esta problemática.

La psicología y la psiquiatría que se enseña desde hace más de 100 años en las universidades, no tiene en cuenta que el hecho físico, es físico y psíquico a la vez, y si mejoramos el físico, también mejoramos el psíquico, es la nueva psicología diferencial.

La Psicología Facial nos permite conocer nuestras motivaciones y situarnos en un nivel superior (meta-nivel). Así pues, la Psicología Facial es una herramienta de desarrollo personal.

El rostro al comprender la casi totalidad de los órganos de los sentidos, tiene un significado, y revela el funcionamiento del ser y sus intercambios con el mundo exterior.

Cuerpo y espíritu, fisiología y psicología están animados por la misma fuerza, desde el punto de vista espiritualista podríamos decir que, es como si el individuo se precediera así mismo, como si la totalidad de la información se encontrara codificada, de manera cuantitativamente igual, en la parte, según la teoría de los fractales.

De esta manera, el rostro nos permite descubrir nuestro interior, de nuestros talentos ocultos, las imágenes de los dioses del Olimpo que nos animan, conduciéndonos a un excelente comportamiento si tomamos consciencia de ello, o a repetidos fracasos si los deseos que nos motivan permanecen ocultos en el inconsciente.

Ésta toma de conciencia se ve favorecida por el hecho de que, a lo largo de la vida, la elecciones que tomamos son repetitivas al estar dictadas por nuestra estructura profunda. El destino no es, en efecto, más que la forma que toman nuestros deseos.

El rostro es la puerta de entrada y salida de nuestro cerebro y nuestra interioridad, de nuestras emociones y de nuestros mecanismos de racionalización.

Con la Psicología Facial podemos detectar, diagnosticar y ayudar a nuestros consultantes y pacientes cómo conseguir el máximo equilibrio, y sacar un mejor provecho de nuestras potencias innatas.

La Psicología Facial responde a la necesidad de búsqueda de nuestra identidad y conocimiento  en nuestra época.

Vivimos una revolución radical, cada persona debe elegir su futuro buscando dentro de sí las motivaciones profundas. A este deseo de afirmación de sí mismos, se oponen toda presión provocada por el miedo del ambiente familiar y del ambiente social.

Para liberarse, hay un precio que pagar: una parte de este precio es llegar a un mejor conocimiento de sí mismo. Se trata de una elaboración que considera la toma de conciencia de una parte de las propias debilidades a programar, y de la otra parte, de las fuerzas con que podemos contar.

No se puede echar a andar una máquina sin entender sus mecanismos, por lo cual no podemos seguir una dirección, sin tener en cuenta nuestro funcionamiento.

Con la psicología facial les hacemos conscientes de cuáles son sus fortalezas y la áreas de mejora, sus necesidades imperiosas y cómo mejorar/potenciar las áreas de mejora así como diagnosticar las psicopatologías y cómo superarlas en la mayoría de casos.

Esta diferencia de la psicología convencional es la que hace que Catedráticos de Psicología, Neurólogos y Psicólogos nos envíen a sus pacientes e hijos, para superar sus conflictos-psíquicos y orientarlos profesionalmente para mejorar su destino.

 

Julián Gabarre

Dr. en Psicología Facial

Por primera vez en el mundo, el 9 de Julio del 2010 demostró científicamente que: “El rostro y el Cerebro son las dos caras de una misma realidad”.

www.psicologiafacial.com

Deja tu respuesta

Tu dirección de email no será publicada. Los campos obligatorios estan marcados con *

*

Debes usar abreviaciones HTML para dar formato al texto. Ejemplos:
<b> Negrita </b>
<i> Cursiva </i>
<strike> Tachado </strike> %s

Current month ye@r day *