Experiencias

  • La Morfopsicología es un complemento imprescindible en Psicología

    Enviado por Clàudia Filella Fainé. Psicóloga y Diplomada en Morfopsicología.

    La Morfopsicología es una herramienta impresionante mediante el cual puede comprender, entender, analizar y descubrir las estructuras y las dinámicas únicas de cada ser humano.

    A nivel profesional, la Morfopsicología me ha servido para poder obtener información muy valiosa de la persona que tengo enfrente desde el primer día. Además, esa información me ha servido para ser más consciente de qué técnicas, métodos y razonamientos serían más indicados en su caso según su morfopsicología, obteniendo así mejores resultados y comprendiendo mejor por qué no se han dado los resultados que se esperaban.

    A nivel personal, la Morfopsicología ha cambiado por completo mi vida y la forma de interactuar con los demás. El autoconocimiento adquirido a través de la Morfopsicología es increíble, me ayuda a entenderme y no juzgarme, y me ayuda a calibrar mejor las situaciones en las cuales el autocnocimiento morfopsicológico me advierte de mi posible parcialidad. A la vez, esta maravillosa herramienta permite comprender el comportamiento y la conducta de los demás, aunque eso no disminuya el dolor de posibles comportamientos, permite llevar el mejor entendido que el otro es también único y tiene su parte maravillosa, porque coincide con Anhelos, y la otra parte no tan maravillosa, pero necesario para completar la otra cara de la moneda única que somos cada ser humano. 

  • Morfopsicología: fundamental para mi profesión

    Enviado por Josep Puig Agustí, Psicólogo (Núm. Colegiado: 11379) y estudiante del Postgrado en Morfopsicología en el ISM

    Mi nombre es Josep Puig, soy psicólogo, perito penal forense, psicólogo forense en derecho civil, laboral y familiar. Soy el psicólogo y perito forense de la Federación catalana contra el acoso laboral y escolar (FEDALE), psicólogo de la Asociaciónde víctimas de acoso laboral y sexual de Cataluña (AVALC), psicólogo de la asociación Alto al Mobbing (ASAM).

    Soy psicólogo del sindicato SPPM-CAT de policías locales de Cataluña y también colaboro con otros sindicatos para realizar cursos de formación, evaluaciones y peritajes.

    Realizo selección de personal en administraciones públicas (Ayuntamientos), básicamente en el ámbito policial.

    He de decir que desde que utilizo lo aprendido durante el primer curso del Postgrado en Morfopsicología, me ha sido de gran utilidad en todos los ámbitos. Pero es principalmente en el de selección de candidatos para policías (jefes, mandos intermedios y agentes) donde he recibido felicitaciones por parte de las administraciones. Se me ha comentado la idoneidad de los candidatos escogidos, se me ha dicho que “he sabido escoger a los mejores” y en todos los casos se me ha comentado que están muy contentos con los que he seleccionado.

    Todo ello me anima a seguir en el desarrollo de mi formación en el segundo y último curso del Postgrado en Morfopsicología.

    He de decir que ha sido fundamental para mi profesión el conocimiento de esta especialidad en psicología en el Instituto Superior de Morfopsicología (ISM) y un privilegio que el Doctor Julián Gabarre haya sido mi profesor.

    Saludos cordiales

    Josep Puig

  • La Morfopsicología facilita entender más rápido la problemática y el diagnóstico de los pacientes

    Enviado por M. Pilar Puyané Grau, Médico de Familia y Diplomada en Morfopsicología por el ISM

    Mi experiencia con la morfopsicología ha sido muy satisfactoria. Me ha
    proporcionado herramientas para conocer y comprender de forma objetiva a los
    demás, y así poder ayudarlos con mayor eficacia. Ya no es tanto que me
    expliquen, si no más bien un ejercicio de observación profunda. Por mi
    profesión, que es la medicina, estoy acostumbrada a escuchar y observar, pero
    siempre desde un punto de vista más subjetivo, ahora tengo datos objetivos
    que me ayudan a confirmar o desmentir si lo que percibo se ajusta a la
    realidad. Y en este proceso de estudio he hecho un gran descubrimiento y
    este ha sido que “conociendo a los otros, me he conocido mejor a mí misma”.

  • El uso de la Morfopsicología en la docencia da unos resultados extraordinarios

    Enviado por Martí Ritort, profesor y psicólogo. Diplomado en Morfopsicología por el ISM.

    Soy profesor y psicólogo. Necesito tener más herramientas y recursos para conocer a los alumnos y a la gente, que las puramente formativas.

    Desde hace unos años me he interesado por la comunicación no verbal. He leído muchos libros y autores y no he terminado de sentirme satisfecho. (Lo he estado a medias). Un día, revolviendo libros de psicología en una librería, entre manos me apareció “El rostro y la personalidad” de Julián Gabarre. Lo compré y empecé  a leerlo. Al principio alucinaba con todas las explicaciones del libro. Concluí que no tenía suficiente y contacté con el Dr. Gabarre para poder realizar un postgrado. Así fue como me introduje en el campo de la morfopsicología. A medida que hacía el curso iba viendo más posibilidades. Con la ayuda del Dr. Gabarre iba aprendiendo a hacer estudios. Iba observando a los alumnos y a la gente desde otro punto de vista. Comprendía su manera de hacer. Empezaba a utilizar recursos y orientaciones de morfopsicología. El resultado final fue sorprendente. En el colegio, los cambios en la mitad de mis alumnos fueron muy grandes. De sufrir y aburrirse en la escuela, en clase pasaron a considerarse miembros de un grupo y disfrutar. Una madre de un alumno me decía: “A mi hijo me lo has cambiado, lo has girado como un calcetín”.

    La morfopsicología te permite ver e interactuar de una manera muy diferente y positiva.

    Pienso que el Departamento de Educación debería incluir la morfopsicología en el currículum de formación de docentes y como curso de formación para maestros en activo. Si así fuera, tendríamos unos alumnos más comprendidos, valorados, felices y por lo tanto, una futura sociedad más satisfecha y humana.

  • Aprender y conocer la Mosfopsicología es una experiencia única y que ha marcado un antes y un después en mi vida

    Enviado por Maria Parga. Licenciada en Psicología - Diplomada en Morfopsicología por el ISM.

    Descubrir una disciplina como la Morfopsicología ha sido una de las mejores experiencias que he tenido a lo largo de mi formación académica y más aún personal. Cuando hace ya 4 años que me hablaron de ello me entró curiosidad aunque cierto escepticismo. Soy licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Barcelona y aunque nunca he ejercido como tal, siempre he querido aprender y formarme de tal manera que pueda entender mi trabajo y ayudar a los demás. Hasta ahora no me consideraba segura para ello, pero después de poder acceder al conocimiento que la Morfopsicología te otorga cada día estoy más segura que este es mi camino. Entender, comprender y sobre todo comprobar que cada persona es única con todos sus elemento y poder llegar con solo analizar su rostro a su psique es realmente enriquecedor. El proceso de aprendizaje es largo y continuo pero este esfuerzo te llena y envuelve hasta el punto que cada vez quieres saber más.
    Creo que todo el mundo debería poder acceder a ello, no solo desde un punto de vista profesional, psicólogos, médicos, maestros, empresarios, jueces…. si no desde una perspectiva también personal, como padre, amigo, hermano, hijo o pareja, ayudaría a ver más allá, a comprender a los demás, a uno mismo y haría de nosotros mejor personas.
    No puedo si no agradecer al Dr. Gabarre todo el conocimiento que nos ha transmitido y su pasión por una disciplina que es su vida y como tal lucha por ello día a día, con la finalidad de que en un tiempo no muy lejano se reconozca su teoría como disciplina científica. Investigar llevará su tiempo y una inversión tanto económica como personal, pero confío que entre todos podamos conseguirlo.
    También agradecer a Cristina Gabarre su implicación, cariño y paciencia, su dedicación en las clases y su manera de trabajar es loable.
    Aprender y conocer la Mosfopsicología es una experiencia única y que ha marcado un antes y un después en mi vida. Gracias
  • No hay rasgos buenos ni malos, depende para qué

    Enviado por Jordi Badosa - Doctor en Física atmosférica - Investigador en el Laboratoire de Météorologie Dynamique en la Ecole Polytechnique, Université Paris-Saclay - Estudiante de Morfopsicología

      Hace cerca de diez años tomé contacto por primera vez con la morfopsicología (vaya un agradecimiento cariñoso para la fallecida Lourdes Tubert, una de las primeras estudiantes en el ISM que me regaló el libro “El Rostro y la Personalidad” y me introdujo en el tema). Me impresionó la potencia de esta herramienta, lo intuitivo de sus principios (dilatación-retracción, actividad-receptividad…), lo útil que puede ser para maestros, padres, empresarios, para uno mismo! y a su vez lo poco conocida que era por el gran público. Cierto es que el dominio de la morfopsicología no es fácil, requiere unas mínimas aptitudes, una buena guía y sobretodo mucha paciencia y dedicación. Y lo dice uno que ha pasado varios años recibiendo clases en el ISM y que tiene intención de seguir estudiando. Como físico, me seduce la naturaleza integradora del método morfopsicológico: no se puede analizar un rasgo (nariz grande, boca cerrada, …) de manera separada sino en relación al rostro en el que habita, a la cabeza donde se insiere y al cuello donde reposa. Y es precisamente esto lo que hace que uno tenga que acumular mucha experiencia antes de poder sentir un buen dominio. En lo personal, me convence y me da confianza que lo que se pretenda sea comprender a las personas y no juzgar. Tal y como dice uno de los lemas mas repetidos en clase: nada es bueno ni malo, depende para qué. La morfopsicología me dio luces en mi relación de pareja y en el conocimiento de mi hija cuando era un bebé. Me llevé dos regalos muy valiosos: el comprender y el tener herramientas para compensar y corregir los posibles desequilibrios. Por eso también vivo con mucha alegría el reconocimiento que está recibiendo merecidamente la morfopsicología en el terreno científico y académico de la mano del Dr. Julián Gabarre. Y lo que queda.
  • Morfopsicología: herramienta muy valiosa para mejorar las relaciones interpersonales

    Enviado por Cristina Font Torrens, Licenciada en Ciencias Económicas y Diplomada en Morfopsicología por el ISM

    Como gerente de empresa familiar desde hace más de 20 años constato que mi formación en economía  no es suficiente.  La gran diferencia está en la capacidad de gestionar a las personas adecuadamente.

    La morfopsicología  es una herramienta muy valiosa para mejorar todas las relaciones interpersonales.  Nos ayuda a comprender y detectar las distintas habilidades y motivaciones de cada miembro de un equipo.

    Escoger las personas más adecuadas para cada lugar de trabajo hace personas más felices y satisfechas.

    ¡Sacando lo mejor de cada uno  ganamos todos!

  • Conócete a ti mismo, conoce a los demás, y así comprenderás.

    Enviado por Román Martín Valldeperas - Empresario, Licenciado en Economía y en Filosofía, Estudios Superiores en Matemáticas, Diplomado en Morfopsicología por el ISM.

    Conócete a ti mismo, conoce a los demás, y así comprenderás.

    Creo que esta frase sería el resumen de lo me ha aportado la Morfopsicología. Primero entender cuales son las fuerzas y motivaciones internas que me mueven, que me crean ánimo o desánimo, mis propias contradicciones y mis más secretos anhelos. Entender que no soy yo que voluntariamente las he escogido, sino que muchas me han sido dadas. Verlas, entenderlas, comprenderlas y aceptarlas de un modo consciente me están ayudando día a día a conocerme mejor y crecer como ser humano.

    Del mismo modo, ver y entender que otros seres han nacido y se han desarrollado con una serie de motivaciones y necesidades, te ayuda a comprender y poder llegar a aceptar las cualidades o defectos relacionales de los demás. Una visión que te cura del prejuicio, para intentar entender mejor el potencial de cada individuo.

    ¿Qué implicaciones tiene y tendrá la Morfopsicología en mi vida?

    - Dirigiendo mi carrera allá donde tengo mi mayor potencial y motivación
    - Para la formación y desarrollo de mis hijas a nivel intelectual, social y económico
    - Para la contratación de personal y su desarrollo en planes de carrera
    - Para negociar con proveedores y clientes
    - Para la venta y el marketing personalizado
    - Las implicaciones que tendrá en la filosofía (¿tendremos que reescribir la ética?)
    - Las implicaciones que tendrá en la economía (¿qué políticas económicas son más efectivas según la morfopsicología de grupos de individuos?)
    - Las implicaciones que ya tiene y tendrá cada vez más en la psicología y la neurociencia
    Un campo fascinante que el Dr. Gabarre y sus magníficos colaboradores nos han ayudado a abrir, entender y comprender, el lenguaje de la comunicación del rostro y la personalidad. Una enseñanza que de aquí varios años será obligatoria en la escuela: porqué quien ignora un lenguaje, ignora un mundo.

  • Me han dotado de unas herramientas que le dan sentido a mi trabajo

    Enviado por Albert García. Licenciado en psicología - Diplomado en Morfopsicología por el ISM.

    Soy diplomado por el ISM y psicólogo infanto-juvenil. Trabajo en un
    colegio con alumnos con problemáticas de aprendizajes y de conductas…
    Este postgrado hace tiempo lo quería hacer, pero considero que ha sido en
    el mejor momento, ya que he podido relacionar todos los aprendizajes con
    la práctica profesional. Al principio dudaba de su utilidad real, pero
    ahora puedo decir que ha sido una de las mejores experiencias, ya que
    tanto profesional como personalmente, me han dotado de unas herramientas
    que le dan sentido a mi trabajo…y en definitiva…a la vida…ya que
    hace entender y comprender mejor a las personas.

  • Descubrirla fue como adquirir un sexto sentido

    Enviado por Raúl Cristian Aguirre. Licenciado en informática y empresario - Diplomado en Morfopsicología por el ISM.

    Soy diplomado por el ISM, además de licenciado en informática, empresario,
    ex presidente de Entrepreneur’s Organization, fundador y gerente de una
    empresa de software con filiales en varios países… y realmente mi
    experiencia con la morfopsicología y con el ISM han sido extraordinarias.
    Descubrirla fue como adquirir un sexto sentido, un cambio increíble que
    hubiera deseado conocer mucho antes. Las aplicaciones son interminables,
    tanto a nivel personal como profesional: conocimiento personal, armado de
    equipos, ventas, orientación vocacional, educación de los niños, y un
    largo etcétera… Es difícil imaginar un lugar mejor para aprender que
    este Instituto, ya que el conocimiento profundo de los profesores es
    admirable, sólido y altamente recomendable.

  • No juzgar sino comprender

    Enviado por Joan Vinyals. Terapeuta acupuntor, terapeuta craneo sacral y liberación somato emocional. Master en Pnl. Diplomado en Morfopsicología por el ISM

    “La morfopsicología no debe juzgar sino comprender”. Esta frase me hacía sonreír las primeras veces que la oía, puesto que empecé a estudiar esta disciplina precisamente para esto, comprender mejor a mi cliente, ¿cómo iba un terapeuta a juzgar a un cliente? Justas palabras cargadas de buena intención que esconden la clave de la comprensión y la orientación a un buen tratamiento.
    Hasta antes de conocer la morfopsicología, mis diagnósticos se basaban en los datos que arrojaban la toma de los pulsos, la anamnesis, las pistas que el cuerpo mostraba celosamente esperando a que alguien las descubriera, y la información emocional que el propio cliente intentaba conceptualizar. En una primera visita a un cliente, debía poner en marcha mis mecanismos académicos y experienciales aprendidos, junto con una insegura intuición sobre el comportamiento general ante la vida, esperando que su recopilación, me guiara a un tratamiento efectivo.
    He observado que una exitosa primera visita tiene que arrojar datos interesantes al terapeuta y también al cliente.
    Si consideramos que la enfermedad es un resultado desfavorable vivido en una de las asignaturas en el camino de la vida, el proceso de reconstrucción del justo momento de la pérdida del camino vital, donde la salud da paso a la enfermedad, parece importante en los tratamientos, y hace que me sienta profesionalmente algo historiador. A pesar de esta comprensión que nos ofrece el retroceder en el tiempo, también creo que los tratamientos pueden ofrecerse desde una perspectiva más dinámica en el tiempo presente. Observar las creencias que las personas tienen, guarda una valiosa información acerca de su “timing” en el proceso de recuperación.
    No es de extrañar pues que la técnica de conocimiento holístico de la persona a la que pretendes ayudar sea muy importante. El que y el como se hacen transcendentales. Que pretende sanar el cliente y como se va ha hacer, forman una parte importante de la comprensión de las dos partes.
    La morfopsicología me ha enseñado que el estudio del rostro nos ofrece valiosos datos sobre la personalidad de la persona, y por tanto de su comportamiento ante la vida. También nos muestra con una fiable precisión, datos sobre su comportamiento físico, afectivo y cerebral. Los conocimientos en morfopsicología, me permiten tener otra maravillosa herramienta más para poder hacer el proceso de ayuda más certero y rápido, puesto que toda la valiosa información personal que se obtiene hace que el tratamiento vaya mucho mas dirigido.
    Puesto que creo que una misma enfermedad puede tener diversos abordajes según el nivel al que trabaja la persona, si puedes conocer a que nivel trabaja tu cliente, puedes conocer también a que nivel debes enfocar el tratamiento. Cuando tienes la certeza de que tu cliente se mueve dentro de una expansión afectiva, puedes suponer que un tratamiento más enfocado hacia la mejora emocional, será de una valiosa ayuda. Lo mismo pasa si la persona es cerebral o si se mueve más en un entorno instintivo-físico. Cuando a través de la morfopsicología conoces en que medio o expansión se mueve tu cliente, puedes abordar la conversación dirigida en este sentido, esto hace hablar el mismo idioma entre terapeuta y cliente, y aumenta la confianza y las posibilidades de éxito.
    Además da información directa, sin rodeos, contundente y precisa. Ofrece una lectura fiable, rápida, barata, sin tecnología, sin dudas. Suena todo muy bien y todo es cierto, aunque requiere práctica, estudio y experiencia. ¡Hay que estudiar!, pero es es divertido.

    Desenfocando la morfopsicología del apartado profesional, me gustaría hacer mención de lo importante que ha sido en mi vida personal. Me ha ayudado con la magnífica relación que ya tenía con mi hijo y además me ha informado de como orientarle, he podido comprender mejor a mi mujer, y ha mejorado notablemente mis relaciones en general. Pero todavía más importante, me ha dado información sobre mi mismo, pudiendo así mejorar mi estabilidad general y mi felicidad.
    Como mi trabajo consiste en ayudar a las personas, siempre me he responsabilizado de ello buscando rodearme de las mejores influencias respecto a mi formación, y por esto es porque quiero dar las gracias a mis magníficos profesores, el Doctor Julián Gabarre y su hija Cristina, por su alta profesionalidad pero especialmente por su magnífica humanidad. Ellos han mejorado todavía más algo que valoro mucho, el linaje. Ellos ya forman parte de mi fabuloso linaje de profesores que he tenido, que me han formado como terapeuta y como persona.
    Mi mandala de los arquetipos humanos se ha embellecido. Mi Rey, mi Amante, mi Guerrero y muy especialmente mi Mago se han llenados de comprensión.

    ¡Qué suerte que tengo, gracias!

  • Descubrir la morfopsicología para mí ha sido entender la psicología humana

    Enviado por Montse Pietx - Licenciada en Psicología - Diplomada en Morfopsicología por el ISM

    “Descubrir la morfopsicología para mí ha sido entender la psicología humana: la esencia que cada persona lleva consigo misma.

    Lejos de la formación en la carrera de psicología muy centrada en estándares y clasificaciones de la personalidad, la morfopsicología se focaliza en la persona, en su individualidad y particularidades, y en como estas interaccionan con el medio.

    Poder ver a través de la forma que adopta la genética la correspondencia psicológica, es desde mi punto de vista la mejor herramienta para conocer, comprender y orientar de manera focalizada y efectiva a todos los niveles: educativo, afectivo, social, laboral, etc.

    Más allá del contenido teórico-práctico, no puedo dejar de comentar que la vocación y experiencia única que transmite el Dr. Julián Gabarre hacen que cada clase sea enriquecedora y apasionante.”

  • La Morfopsicología permite conocernos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean, pero desde la comprensión y nunca con la intención de juzgar a nadie.

    Enviado por Jordi Alguacil - Licenciado en Psicología - Diplomado en Morfopsicología por el ISM

    Agradezco profundamente la ayuda recibida por parte de la psicóloga Cristina Gabarre y el Doctor en Psicología Julián Gabarre. Sin su estimable ayuda hubiera sido mucho más difícil adentrarme en el interesante y, al mismo tiempo, complejo mundo de la Morfopsicología.

    La Morfopsicología permite conocernos a nosotros mismos y a las personas que nos rodean, pero desde la comprensión y nunca con la intención de juzgar a nadie. Valoro el hecho de que nuestros formadores no nos hayan enseñado a  “poner etiquetas” a las personas, sino a detectar sus potencialidades y posibles aspectos mejorables.

    Soy psicólogo (rama escolar) y en breve iniciaré el doble grado en magisterio (educación infantil y educación primaria). Sin duda alguna, espero poder aplicar en un futuro próximo mis conocimientos en Morfopsicología trabajando tanto con niños con problemas de conducta, niños con problemas emocionales, niños con dificultades de aprendizaje, padres y madres de alumnos, profesores, etc.

    Espero que la Morfopsicología reciba el reconocimiento que se merece y que muy pronto más y más personas puedan beneficiarse  de esta ciencia aún desconocida en nuestro país.

    Por último me gustaría destacar la gran responsabilidad moral y ética que nosotros (todos aquellas personas diplomadas en Morfopsicología) tenemos para con la sociedad. Antes de pronunciarnos ante un niño, un joven o un adulto debemos reflexionar profundamente nuestras palabras. No podemos olvidar que al final pretendemos ejercer una función terapéutica.

  • La aproximación a la verdadera naturaleza puede hacerse desde el cariño, el respeto, fuera del prejuicio y de la valoración crítica, abriendo procesos de aceptación, de cambio, de superación.

    Enviado por Nuria Torán - Licenciada en Psicología - Diplomada en Morfopsicología por el ISM.

    Aterricé en la morfopsicología atraída por la curiosidad hace ahora cuatro años y fui quedando atrapada en ella con el que ha sido mi profesor todo este tiempo: Julián Gabarre.

     

    En un principio verle trabajar parecía arte de magia. Me impresionaba su don para desentrañar los misterios del alma aparentemente sólo con mirar un rostro. Muchos “modelos” voluntarios han pasado por las clases, ofreciendo generosamente su cara al análisis, esperando respuestas que les ayudasen a entenderse mejor para poder ser más felices. En cada caso he sido testigo del poder transformador de la morfopsicología, una herramienta muy poderosa para la comprensión de la esencia que cada persona lleva dentro, para descubrir  los talentos ocultos así como integrar los conflictos más profundos.  Y de cómo esa aproximación a la verdadera naturaleza puede hacerse desde el cariño, el respeto, fuera del prejuicio y de la valoración crítica, abriendo procesos de aceptación, de cambio, de superación.
    El dr. Gabarre transmite la verdad de la morfopsicología desde la pasión por su trabajo, la implicación personal, la prudencia y el rigor. Eso que parecía puro regalo, puro don, es una mezcla de talento personal, observación y de entrega al estudio.  El descubrimiento de todo el esfuerzo y la constancia que se requieren para avanzar en morfopsicología no ha impedido que a día de hoy siga sorprendiéndome y atrapándome su “magia”.

     

    Gracias por estar ahí, sorprendiéndome, ayudándome a evolucionar con esta técnica. Gracias, dr. Julián por abrir caminos y por tu sincera lucha personal para que la morfopsicología tenga su merecido reconocimiento y así cada vez más personas puedan beneficiarse de ella.

     

  • El mérito del profesor Julián Gabarre es doble

    Enviado por José Ramón Til Aisa, Vice-Presidente de la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (AEDIPE).

    El mérito del profesor Julián Gabarre es doble: no solo ha profundizado en el desarrollo empírico de la morfopsicología desde el punto de vista científico, aportando pruebas exitosas en la gestión de Personas, sino que día a día tiene que luchar contra las personas y colectivos que apoyan y soportan sus estudios en otras ciencias y que tienen intereses contrapuestos sobre la morfopsicología. El Dr. Gabarre está sentando las bases para que sea reconocida como ciencia. Hoy podemos afirmar que sus teorías se cumplen y tal vez estén basadas y sustentadas de otros sentidos como la vista o el olfato aplicado a los negocios, pero lo importante es el rusultado, y éste existe.
    He sido testigo en varias ocasiones, como distintas personas, desconocidas para él, han quedado impresionadas sobre los análisis y y conclusiones del Dr. Julián Gabarre y su alto grado de acierto en los diagnosticos.

  • La recomiendo a los profesionales que tienen interés por el desarrollo humano

    Enviado por Marina da Silva, Licenciada y Doctora "CUM LAUDE" en Psicologia por la Universidad de Barcelona

    Fritz Perls, médico y psiquiatrá aleman, considerado el padre de la psicoterápia humanista “Gestalt” decía que la espuma que llega a la arena de la playa, trae consigo lo que hay más profundo en el mar. En las clases de morfopsicologia con el maestro Julián Gabarre aprendí que los seres humanos revelan en sus rostros, lo que existe en lo más profundo de su ser.
    La morfopsicología es una herramienta que posibilita abrir los “ojos de los ojos” y leer las señales que permiten conocer nuestra extructura de personalidad. Este conocimiento nos permite conocernos, aceptar lo que es uno en esencia y mejorar los aspectos cambiables. La meo muy útil y la recomiendo a los profesionales que tienen interés por el desarrollo humano.

  • La morfopsicología es sin duda un método revolucionario

    Enviado por Iker Martínez, Diplomado en Osteópata y Fisioterapia y Diplomado en Morfopsicología por el ISM

    La morfopsicología es sin duda un método revolucionario, al menos así lo vivimos quienes nos hemos sumergido en ella y cada día comprobamos su validez. La información nos lleva a la sabiduría y cuando está bien utilizada la sabiduría nos lleva a una realidad mejor y la morfopsicología es un gran aporte en esta dirección.
    Mirar y ver son cuestiones tan distanciadas que cuando trasciendes el mirar para empezar a ver lo que un rostro expresa, entras en un universo completamente diferente en el que la verdad de la persona se muestra ante los ojos de quien ve y es entonces cuando ves “la otra cara”, la de verdad.
    El arte de la morfopsicología ofrece una joya a esta sociedad, es un arte transversal en el que sus aplicaciones son multidisciplinares pero con una base común: la consciencia a través del conocimiento. Ya sea para uso particular de uno mismo, para la aplicación en consulta para aquellos que trabajamos con personas, para los departamentos de recursos humanos en la elección del mejor candidato, para el asesoramiento a parejas o para la orientación educativa la morfopsicología valida su utilidad en cada lugar.
    En lo particular la utilidad de la morfopsicología ha seguido un proceso centrífugo: primero en mí para comprenderme, para entender que hay muchas cosas en mí que son así y que es necesario que las asuma para dejar de pelearme contra mí, realizar el necesario proceso de autocomprensión para después realizar el necesario proceso de cambio ya con una dirección perfectamente definida.
    Después la aplicación en consulta, amplia mi capacidad como terapeuta gracias a una rápida comprensión de la realidad del paciente, así en la primera consulta realizando un exhaustivo estudio, es posible establecer las líneas maestras de por donde puedo ayudar a la persona a cambiar. De este modo ahorramos mucho tiempo y dinero a las personas que necesitan orientación en sus vidas y por extensión nos volvemos más eficaces. Pero también en el día a día, para comprender la individualidad de cada ser, respetarla y relacionarme de un modo mucho más equilibrado, haciéndome consciente que el prójimo es como es y que comprendiéndolo podemos llegar a mejores lugares de entendimiento desde el respeto mutuo: hacia mí y hacia la persona que tengo enfrente.
    Por todo esto la morfopsicología es transversal, una fuente de conocimiento y una herramienta fabulosa para la vida. Amplia la conciencia de la persona hacia la comprensión de la individualidad de cada ser y eso es del todo armonizador.

    LA FORMACION
    Es evidente que el conocimiento es poder y que el poder lleva implícita una gran responsabilidad y en este sentido la formación de morfopsicología insufla esa conciencia de compromiso. Desde la necesaria aceptación de un código deontológico hasta la profunda exigencia del Dr. Julián Gabarre durante toda la formación, el conocimiento que recibimos en cada clase está imbuido de la obligada exquisitez y respeto en el uso de este conocimiento.
    La formación del ISM combina dos cuestiones, como si se tratase del famoso yin y yang: en un polo la excitación de recibir un conocimiento aplicado de mucho valor, de otro lado la comprensión de que este no es un arte fácil, que ser un buen morofpsicólogo exige dedicación estudio y mucha práctica, con las consabidas desesperaciones cuando miras pero te das cuenta de que aún no ves. Aunque finalmente, cuando tras varios años yendo desde Bilbao a Barcelona cada 2 fines de semana, me hago consciente en mi día a día de la utilidad de este herramienta entonces me doy cuenta de que ha merecido la pena todo el esfuerzo y aguantar las reprimendas del Dr. Gabarre que en su esfuerzo por hacer de la morfopsicología un método respetado que encuentre su merecido lugar en esta sociedad, es quien más se exige a sí mismo y también a cada alumno.

  • Una fórmula casi perfecta para conseguir un crecimiento personal que perseguíamos desde hacía tiempo

    Enviado por Marta y Andrea, Licenciada en derecho y PDG/IS, diplomada en Morfopsicología por el ISM

    Apreciado Julián,

    Siempre he tenido ganas de agradecerte en persona toda la enseñanza recibida en tus clases en el ISM, siempre vamos con prisas y parece que hacerlo en clase es más dificultoso… ahora tengo un momentito y aprovecho para escribirte.

    Descubrir la morfopsicología para nosotros ha supuesto un hecho diferencial en nuestras vidas, ha sido una fórmula casi perfecta para conseguir un crecimiento personal que perseguíamos desde hacía tiempo y no sabíamos muy bien como ampliarlo, la morfopsicología nos ha ayudado a entendernos mejor, a comprender a los demás, a tener mejores relaciones con nuestros hijos y a crecer como pareja, estamos muy agradecidos de haberte conocido tras la recomendación en su día de mi prima neuróloga Mª Ángeles y de poder asistir siempre a tus clases.

    Tras los tres cursos recibidos de morfopsicología y del primer curso de formación continua, decidimos abrir nuestro despacho, es un lugar para nosotros que contiene a su vez un proyecto intímo que deseábamos desarrollar, es un espacio dedicado al conocimiento y a la comprensión que tiene como consecuencia directa la ayuda y el crecimiento personal.
    Aplicamos los conocimientos adquiridos desde la responsabilidad y la profesionalidad, siguiendo el compromiso adquirido el primer día de comprender siempre a las personas y de no juzgar.

    Un fuerte abrazo y gracias de nuevo,

    marta & andrea

  • Asistir a tus clases fue una experiencia única

    Enviado por José António Passos Licenciado en Informática/Matemáticas Aplicadas, Máster en Diplomado en Morfopsicología por el ISM Porto (Portugal)

    Quiero decirte Dr. Gabarre, si es que aún no lo he hecho, que asistir a tus clases fue una experiencia única, una bendición que nunca olvidaré. En todos los años de escuela, universidad y cursos con tantos profesores en distintas disciplinas, nunca tuve clases y profesor así, que fuese tan interesante y que se diese tanto. Normalmente al cabo de 15 minutos ya estaba siempre en “en la luna” y en tus clases conseguía estar las tres horas atento y muy motivado. Gracias por haberme aceptado en el curso, por las magistrales clases que nos diste, por la amistad y fuerza que me diste cuando te busqué con mis problemas, y por la comprensión

  • La morfopsicología primero te sorprende, después de intriga, y cuando ahondas,…. te reconoces

    Enviado por Francesc , Ingeniero Superior y Diplomado en Morfopsicología por el ISM

    La morfopsicología primero te sorprende, después de intriga, y cuando ahondas,… te reconoces. Reconocimiento que es la antesala a entenderte, y a entender a la gente que te rodea. Este conocimiento te conduce al respeto a la divergencia, a lo diferente, y en consecuencia a un punto de convergencia con los demás y contigo mismo. Es un puente, rápido y directo, con el que acortamos el camino de nuestra evolución, permitiéndonos mayores cuotas de felicidad

  • El rostro no engaña

    Enviado por Xavier, Diplomado en Morfopsicología por el ISM

    Soy directivo de un hospital catalán y he estudiado morfopsicología con el Dr. Gabarre. Ha sido una experiencia muy enriquecedora a nivel laboral pero sobretodo a nivel personal. La morfopsicología no falla y puedes preveer muchas cosas y como abordarlas sin conocer a la persona. Espero poder ir creciendo en este campo con los años ya que aporta mucho a todos los niveles, y la morfopsicología usada con “seny” puede aportar más de lo que la propia persona puede imaginarse, sobretodo a mejorar en su vida cotidiana, laboral, familiar,…. sobretodo siendo consciente de como es. El rostro no engaña

  • Los beneficios a nivel personal y profesional que he recibido estudiando morfopsicología son inefables

    Enviado por Toni Corbella, Diplomado en Morfopsicología por ISM

    Los beneficios a nivel personal y profesional que he recibido estudiando morfopsicología son inefables. Tuve la fortuna de llegar al lugar adecuado para que ello sucediera.
    La morfopsicología es una herramienta muy poderosa de autoconocimiento y comprensión de las tendencias, actitudes y comportamientos del otro.
    A mi parecer las principales virtudes del Instituto superior de morfopsicología son: rigor, seriedad, lenguaje y praxis cientifica y un autentico compromiso y esfuerzo en la labor de desarrollar y validar la morfopsicología científicamente, lo que les ha llevado a ser la institución más avanzada en dicha empresa. Por parte del alumno la morfopsicología requiere de una verdadera implicación y persistencia. No es una disciplina blanda. Tras un constante esfuerzo hay que tener visión a largo plazo, nada profundo se adquiere en la brevedad.